© 2017 Agencia COBIIN

Innovación

La Innovación, es definida como “la introducción de ideas novedosas y creativas para crear valor, aplicadas a conceptos, productos, servicios, prácticas de la empresa, procesos, métodos comerciales, sociales y de organización”. El Manual de Oslo clasifica cuatro tipos de innovación, dichas innovaciones están directamente relacionadas con la innovación tecnológica, empresarial y al desarrollo de nuevos productos y servicios (OECD, 2005).
 
Es común entender a la innovación como aquella de corte tecnológico y empresarial, pero en un amplio concepto puede aplicarse a otros sectores como el de la educación, salud, sector creativo, inclusive en lo deportivo o cultural.
 
La innovación debe ser una práctica constante para cualquier organización, ya sea una empresa con una amplia gama de productos y servicios, instituciones de gobierno, organizaciones no gubernamentales, pequeñas empresas, universidades o incluso un estado o un país. Se necesita innovar continuamente para crecer o inclusive para sobrevivir.
 
Por su valor económico y social, la innovación es un indicador de competitividad y productividad, contribuye a generar riqueza, conocimiento, genera valor agregado, crecimiento, empleo y bienestar social, es así, que la innovación juega un papel clave para solucionar problemas de salud, pobreza y educación, entre otros. Es por ello, que muchos países y organizaciones en el mundo están invirtiendo grandes recursos para continuar fomentando la innovación. En el caso de México, el país sigue estando rezago en innovación a pesar de las políticas públicas y el apoyo que se sigue dando.  
 
Para seguir impulsando la innovación, además de políticas públicas y mayor inversión se requiere fomentar más la cultura de la innovación, en particular en los sectores educativos y productivos, impulsar su cultura sin duda redundará en grandes beneficios económicos y sociales para México.
 
Un México con mayores fortalezas en el ámbito de la innovación tendrá mayor capacidad para incrementar su productividad no sólo por el efecto directo que genera cualquier innovación, sino porque estará mejor preparado para enfrentar la competencia global y a las condiciones cambiantes de su entorno.